28 nov. 2014

29N: MANIFESTACIÓN ESTATAL MARCHAS DE LA DIGNIDAD

MANIFESTACIÓN ESTATAL MARCHAS DE LA DIGNIDAD

SÁBADO 29 NOVIEMBRE, 18 horas

Escaleras del IES Jorge Juan, Alicante



Las MARCHAS DE LA DIGNIDAD volvemos a salir a la calle para gritar bien alto PAN, TRABAJO, TECHO…DIGNIDAD.

Salimos a la calle porque nos encontramos ante una situación extremadamente difícil, una situación límite, de emergencia social, que nos convoca a dar una respuesta colectiva y masiva de la clase trabajadora, la mayoría social y los pueblos.

Mientras, el verdadero poder, el que no se presenta a las elecciones, sigue enriqueciéndose y corrompiendo al poder político. Siguen llevándose dinero a los paraísos fiscales, usando tarjetas opacas y regalando decenas de miles de millones de dinero público, dinero que sale de nuestros impuestos, para salvar a bancos y especuladores.

Nos quieren hacer tragar un “Tratado de Libre Comercio” entre la UE y EE.UU. (TTIP) que se negocia secretamente y que beneficia a las grandes multinacionales a costa del pueblo. Y cuando se protesta, siempre obtenemos la misma respuesta: la represión y la criminalización. Ahora, incluso, pretenden robarnos la libertad para manifestarnos y expresarnos poniéndonos una mordaza que blinde el abuso policial. No sólo están aprovechando la crisis para recortar derechos sociales, también intentan suprimir libertades democráticas. A este sistema corrupto e indecente le sobran las libertades y los derechos de la mayoría social.

Pero, no lo vamos a consentir. Nos vamos a rebelar. Porque este sistema que busca exclusivamente el beneficio privado de unos pocos nos lleva inexorablemente a una catástrofe medioambiental y social de alcance incalculable.

Tras juntarnos un millón y medio de personas el 22 de marzo en Madrid, rodeamos sus parlamentos el 21 de junio, señalamos a los auténticos responsables el 24 de octubre en Asturias y gritamos juicio y castigo para los corruptos el 15 de Noviembre en Valencia. Ahora volvemos de nuevo a la lucha.

Hacemos un nuevo llamamiento a la movilización social de toda la provincia de Alicante para protestar el 29 de noviembre cuando se convocarán manifestaciones en todas las capitales de provincia. Os llamamos a participar activamente en una movilización por una sociedad de hombres y mujeres libres, una movilización contra un sistema, un régimen y unos gobiernos que nos agreden y no nos representan. Seguimos exigiendo que se vayan. Que se vaya el Gobierno del PP y, también, todos los gobiernos que recortan y colaboran con las políticas de la Troika.

¡A LA CALLE, QUE YA ES HORA!

ACUDE Y AYUDA A DIFUNDIR, ALICANTE NO PUEDE QUEDARSE ATRÁS

SÁBADO 29N A LAS 18H EN JORGE JUAN

Evento: https://www.facebook.com/events/399874873511878/?ref=22

19 nov. 2014

Manifestación “Castedo Dimisión” #22N

Manifestación “Castedo Dimisión” #22N
Sábado 22 de Noviembre a las 18 horas
Plaza de Toros – Alicante

¿No creéis que ya está bien de aguantar la corrupción en nuestras instituciones?
Si es así, es el momento de que Alicante demuestre que está harta de que nuestra ciudad salga día sí, día también, en los medios de comunicación porque nuestros principales cargos electos, la alcaldesa Sonia Castedo, su teniente de Alcalde, Andrés Llorens, y el concejal de Hacienda, Juan Seva, están imputados en casos de corrupción.
Nuestra respuesta ante la corrupción no puede ser el silencio, porque el silencio es cómplice.
No debemos olvidar que cuando el dinero público, el de todas y todos, se desvía para Enrique-cer a unos pocos se hace a costa de quitar recursos de donde más falta hacen.
Alicante debe salir a la calle y decir ¡BASTA!.
NOTA: Esta manifestación ha sido comunicada convenientemente en tiempo y forma a la Subdelegación de Gobierno, dando acuse de recibo sin objeciones.
———————————————————————–
Ya son 50 colectivos los que se han adherido a la “Plataforma Ciudadana por la Dimisión de Sonia Castedo”.
Marchas 22M
Discapacidad en Marcha
Alicante Accesible
Plataforma de la Dependencia
Colla Ecologista d’Alacant-Ecologistes en Acció
Plataforma contra la Pobreza, la Exclusión y la Desigualdad Social en Alicante
15M – Alicante Toma la Plaza
Stop Desahucios Alicante – PAH
Frente Cívico Somos Mayoría L´Alacantí
ATTAC-L´Alacantí
Democracia Real Ya Alicante
PIC (Plataforma de Iniciativas Ciudadanas)
Plataforma Feminista d’Alacant
HOAC
Asociacion Sindrome de Marfan SIMA
AVV Franciscanos-Oliveretes
Artegalia Asociacion
ACDESA (Asociación Ciudadana en Defensa de la Sanidad).
Asociación de defensa de los animales “Cinco Hocicos”
Alicante en Pie
Carrers del Món Elx
Entrepobles – País Valencià
La Cívica – Escola Valenciana de l’Alacantí
Campamento Amigo – 15M
Ribonucleicos Teatro
EGL
SCIPV
Plataforma de autónomos que no cobran subvenciones CV
PAH Monforte del Cid
CGT – d’Alacant
STEPV
CC.OO L´Alacantí-Les Marines
UGT-PV l´Alacantí – La Marina
M-03
PSAN
SCIPV
PCPV
Esquerra Anticapitalista
Republicanos
JERPV
EU Alacant
EQUO Alacant
Compromís per Alacant
Cercle Podem Altea
Guanyem Alacant
Circulo Podemos Monforte
Círculo Podemos San Vicente
Círculo Podemos Sant Joan d’Alacant
Circulo Podemos Mutxamel
Circulo Podemos Alicante

18 nov. 2014

VÍDEO DE LA CHARLA-COLOQUIO: “CONFLICTOS ECOSOCIALES NORTE-SUR. EL TRATADO DE COMERCIO E INVERSIONES UE-EE.UU (TTIP)”


VÍDEO DE LA CHARLA-COLOQUIO:  “CONFLICTOS ECOSOCIALES NORTE-SUR. EL TRATADO DE COMERCIO E INVERSIONES UE-EE.UU (TTIP)”

Conferencia impartida en el marco del II Seminario de Inauguración del Máster en Cooperación al Desarrollo de la Universitat d'Alacant. Intervienen:

- Juan Hernández Zubizarreta. Instituto de Estudios de Desarrollo y Cooperación Internacional - HEGOA


- Mónica Vargas Collazos. Investigadora en el Observatori del Deute en la Globalització (ODG)


https://www.youtube.com/watch?v=nt65d5GX5k4&feature=youtu.be

TTIP NO. El nuevo tratado de comercio entre EEUU y UE (TTIP): ¿oportunidad o gran amenaza?

JORNADAS DE LUCHA
MARCHAS DIGNIDAD MARINA BAIXA

Sábado 22 de noviembre
18 horas
Centro Social "JOSÉ LLORCA LLINARES"
Benidorm




Participan: 

-Verónica Gómez
-Ramón P. Yelo

Plataforma No al TTIP d'Alacant

La importancia del movimiento feminista en la campaña contra el TTIP




¿Qué es eso del TTIP?

TTIP son las siglas en inglés del “Tratado Trasatlántico de Comercio e Inversiones” que se está negociando entre los Estados Unidos y la Unión Europea. Este tratado, que se está fraguando a espaldas de la ciudadanía, supondrá la armonización de las leyes entre ambas potencias comerciales, con el fin de liberalizar los mercados financieros y crear la zona de libre comercio más grande del mundo.
Esta armonización legislativa significará que las regulaciones políticas, sociales, culturales, económicas y ambientales se supriman para favorecer otras leyes que primen los beneficios de las grandes empresas por encima del bienestar y la protección de la ciudadanía. A la orden del día estarán la privatización y la liberalización de los servicios públicos, la merma de los derechos de las personas e, incluso, de nuestra seguridad física y ambiental.
Además, una cláusula de resolución de conflictos entre inversores y estados, con la que se pretende defender a los primeros de cualquier amenaza legislativa, permitirá a éstos denunciar, a través de tribunales comerciales, a los estados que desafíen sus beneficios con políticas de carácter social. Por ejemplo, una ley que impida la expropiación de las viviendas a ciudadanía en riesgo de exclusión social, podría ser demandada por una entidad financiera cuyas inversiones se centren en la especulación inmobiliaria.
En pocas palabras: el TTIP destruirá el poco bienestar que le queda a la ciudadanía e impedirá su derecho a exigir y construir una legislación fuerte que blinde su seguridad política, social, económica, cultural y ambiental.

¿Qué supondrá para nosotras este tratado?

Esta destrucción de nuestros derechos, que ya viene siendo sistemática con la excusa de la crisis, dará como resultado una mayor precarización de la sociedad y, por consiguiente, una mayor carga de trabajo para las mujeres. No nos olvidemos de que somos nosotras quienes ejercemos, en mayor medida, todas las tareas relacionadas con los cuidados y la sostenibilidad de la vida.
La desarticulación de los sistemas públicos como el de la educación, el de la sanidad o el de los servicios sociales, así como el incremento de la contaminación y el aniquilamiento de la naturaleza. harán que las mujeres vuelvan a hacerse cargo, si es que en algún momento no lo hemos hecho, del papel que el patriarcado les ha asignado, el de cuidadoras.
En condiciones comunes, las mujeres ya sufrimos la presión de la exclusión. El 70% de la población mundial en situación de pobreza son mujeres. Ello es debido no sólo a la brecha salarial, el techo de cristal o a que tengamos un mayor porcentaje de empleo a tiempo parcial; si no también, y sobre todo, a la división sexual de trabajo -de lo cual se derivan las anteriores condiciones-, que nos mantiene en la desigualdad y se nos impide el empoderamiento económico necesario para poder estar en una posición justa de negociación de las reglas del juego. El TTIP hará  que estas reglas sean aún más desiguales.

El movimiento feminista debe de estar en la primera línea de la lucha social contra el Tratado de Libre Comercio.

Por un lado, somos las grandes olvidadas. Cuando se habla de los grandes temas a los que afectará en nuestro día a día un tratado como éste, en la mayoría de los casos se invisibiliza, de manera consciente o inconsciente, que las mujeres nos vamos a llevar la peor parte. Y no sólo las mujeres, otros colectivos sociales minorizados, como la población inmigrante o la población con problemas de dependencia, son habitualmente prescindibles en los debates sobre los efectos del TTIP para la ciudadanía. Tenemos el deber de posicionarnos y de salir en la defensa de nuestros derechos, tenemos la responsabilidad de ejercer como sujetas sociales y políticas activas frente a este monstruo que se quiere comer nuestra ya disminuida autonomía.
Por otro lado, la lucha en contra del Tratado de Libre Comercio no debe de ser sólo una defensa de lo que ya tenemos, debemos ir más allá y exigir un replanteamiento del sistema político, social, económico, cultural y ambiental. En este sentido, la economía feminista tiene mucho que decir, puesto que se basa principalmente en la necesidad de reestructurar las relaciones de poder, haciéndolas equitativas (tanto las relaciones de género como otras, como pueden ser las interculturales o las de las personas y la naturaleza), y focalizando, de manera multidimensional, nuestra mirada en el sostenimiento y en el ciudado de la vida.

Cambiemos, pues, las reglas del juego. Seamos motor de cambio, como ya hemos demostrado ser a lo largo de la historia. ¿Nos vemos en las calles?
Más información sobre el TTIP: http://noalttip.blogspot.com.es/


Autora: Isabel Álvarez Fernández, compañera de ATTAC-Alacant. 
Máster en cooperación internacional para el desarrollo (esp. sostenibilidad ambiental), activista feminista y en movimientos de solidaridad internacionalista. Especialista en coeducación, diversidad afectivo-sexual y promoción de la igualdad. Bloguera en http://vidadiversidadresistencia.blogspot.com.es/

El oscuro abrazo de las multinacionales




A mitad del 2013 se iniciaron las negociaciones entre la Comisión Europea y el gobierno de EE UU con el mandato de alcanzar un acuerdo de Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP en sus siglas en inglés) para su aprobación por el consejo y el parlamento europeo antes del 2016. Se ha cerrado ya la séptima ronda negociadora y, protegidos por el secretismo de las reuniones, loslobbies de las multinacionales a ambos lados del Atlántico han sido consultados y han tenido oportunidad de que se recojan sus intereses en el documento que se está elaborando.

Las asociaciones de consumidores, grupos ecologistas, sindicatos, pequeños agricultores y algunos partidos políticos han organizado un frente de rechazo en la UE ante los datos que se han filtrado de las negociaciones y el riesgo ambiental y social que está en juego. Hay ya cerca de un millón de firmas recogidas para exigir la suspensión de las reuniones y que el parlamento europeo y los parlamentos nacionales participen con luz y taquígrafos en las deliberaciones desde el primer momento. Esta participación activa es vista con recelo por conservadores y liberales, como lo demuestra el memorándum enviado recientemente a la Comisión Europea por 14 gobiernos de esa orientación política (entre ellos, el de España) para que se aceleren las negociaciones y se mantenga el secreto deliberador, ante el temor de que la transparencia eternice los debates y se retiren del documento materias de interés para las multinacionales pero sensibles a la opinión pública. 

El nudo gordiano de la negociación es homologar a la baja la legislación que regula los mercados de bienes y servicios a ambos lados del Atlántico. Esto puede provocar que el principio de cautela y prevención en seguridad alimentaria que se aplica en Europa se sustituya por el más laxo vigente en EE UU, facilitando el consumo de carne hormonada, piensos transgénicos y vegetales tratados con fitosanitarios prohibidos actualmente en la UE. Y lo mismo puede ocurrir con la protección a la privacidad de los datos individuales que circulan por internet y con los derechos de patente de productos farmacéuticos y las políticas de control de precios e implantación de genéricos, con reglas mucho más garantistas para la ciudadanía en la UE que en EE UU.

Por otro lado, la reducción arancelaria comunitaria a los productos intensivos en consumo de energía, que es mucho más cara en la UE que en EE UU, podría retrasar los esfuerzos europeos por avanzar en las energías renovables y romper la resistencia al fracking y las prospecciones petroleras en territorios europeos sensibles al deterioro ambiental. 

Otra amenaza es la reducción de barreras al comercio de los servicios sanitarios (parece que los servicios educativos y culturales pueden permanecer al margen de la negociación por el veto francés) y la apertura de los concursos públicos a las multinacionales a ambos lados del Atlántico. En una situación como la actual, de recortes en la sanidad pública, las compañías de seguros de EE UU tendrían una ventaja competitiva que podría acelerar la privatización de los servicios de salud, con difícil reversión de este proceso. En efecto, para dificultar la iniciativa pública se propone un mecanismo de resolución de conflictos entre inversores y Estados que elimina las garantías jurídicas que tienen actualmente los gobiernos a la hora de modificar sus normas regulatorias o de acudir a sus propios tribunales de justicia en pleitos por indemnizaciones o quebranto sobre las expectativas de ganancia que tienen las empresas afectadas por un cambio legislativo. 

Todas estas amenazas ciertas no compensan las ventajas del acuerdo. Aunque los informes de impacto que se han filtrado son discutibles por su metodología, se puede afirmar que todo este negocio dejado en manos de las multinacionales que operan a ambos lados del Atlántico va a tener un escaso resultado sobre la producción y el empleo de la UE (se calcula un aumento máximo del 1% del PIB y cerca de 1.300.000 empleos en el plazo de 10 años). Hagan cuentas: ¡0,1% de crecimiento anual y 130.000 empleos/año para toda la UE!, al precio reconocido en esos mismos informes de una deslocalización y concentración empresarial que va a afectar a muchas pymes y explotaciones agrarias y a más de 500.000 trabajadores, con una fuerte presión a la baja de los salarios y las condiciones laborales. Todos los esfuerzos por homologar al alza las condiciones laborales, ya bastante difícil entre los 28 países miembros, se verían torpedeados pues EE UU, como caballo de Troya, acabaría imponiendo sus relaciones laborales más liberalizadas. 

Si la liberalización financiera nos llevó a la crisis del 2007, esta liberalización comercial y de inversiones augura una nueva rendición frente a los grandes mercaderes y un escenario de mayor incertidumbre y pérdida de calidad de vida a ambos lados del Atlántico. Aún no está todo decidido, pues depende de la ciudadanía el que se pueda neutralizar la presión que van a ejercer las multinacionales sobre la opinión pública, los gobiernos y los parlamentarios para que se apruebe un TTIP al gusto de sus consejos de administración. El 2015 será el año decisivo en esta batalla de intereses.




Artículo de opinión sobre el TTIP - Clemente Hernández
Miembro de ATTAC-Alacant
Plataforma No al TTIP d'Alacant
Publicado en el Diario Información el 13/11/2014

15 nov. 2014

Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) autorganizada contra el TTIP y el CETA.



Queremos reunir más de un millón de firmas para exigir a las instituciones de la Unión Europea y sus estados miembros la suspensión de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio entre Europa y Estados Unidos (TTIP), y la paralización del Acuerdo Económico y Comercial Global (CETA) con Canadá, acuerdo se selló el pasado 26 de septiembre y que entrará en vigor en 2016, a través de una ICE (Iniciativa Ciudadana Europea) Autorganizada.
 
 
¿Por qué debemos firmar la ICE Autorganizada?
 
Como sabéis, la UE tiene la intención de firmar y ratificar próximamente dos acuerdos comerciales de gran envergadura: uno con Canadá (CETA), y otro con los EEUU (TTIP). La línea oficial es que esto va a crear empleo y estimular el crecimiento económico. No obstante las verdaderas beneficiarias de estos acuerdos serán las grandes empresas y no la ciudadanía:
- Procedimientos de demanda Inversor-Estado (ISDS): las empresas canadienses y norteamericanas podrían demandar judicialmente a los Estados por los daños y pérdidas económicas ocasionados por decisiones gubernamentales (por ejemplo, una nueva ley sobre protección ambiental o sobre los derechos de las personas consumidoras).
- La mejora o, incluso, el mantenimiento de normas relativas a los derechos sociales, laborales, ambientales y políticos de la ciudadanía se convertirían en algo mucho más difícil de lo que es ahora.
- La liberalización y la privatización serían irreversibles. La UE y sus Estados miembros serían presionados para permitir tecnologías peligrosas como, por ejemplo, el fracking (fractura hidráulica) o la modificación genética de los alimentos.
 
¿Por que decimos "No al TTIP y al CETA"? 
 
Deseamos impedir que se concluyan los acuerdos TTIP y CETA porque incluyen partes tan cuestionables como un mecanismo para solucionar las controversias entre inversores y Estados, y normas de cooperación regulatoria que representan una amenaza a la democracia y al Estado de Derecho. Queremos prevenir sobre los recortes en la legislación en materia de empleo, asuntos sociales, ambientales, de privacidad y de consumo y la desregularización, a través de negociaciones no transparentes, de los servicios públicos (como el agua) y los bienes culturales. La ICE (Iniciativa Ciudadana Europea) apoya políticas comerciales y de inversiones alternativas en la UE. http://blogs.publico.es/ana-barba/2014/10/24/cuando-descubras-que-eres-contrario-al-ttip-puede-ser-tarde/
 
El CETA y el TTIP aumentarían el poder de las multinacionales en detrimento de la democracia y del interés público.

¡No debemos permitirlo! ¡Contamos con vosotros y vosotras, firmad la ICE!


 
Atentamente, 
Plataforma NO AL TTIP d´Alacant - noalttip.alacant@gmail.com

Organizaciones que forman parte de la Plataforma NO AL TTIP d’Alacant
Entrepobles-PV, ATTAC-Alacant, ATTAC-Elx, EUPV, PCPV, CGT-Alacant, ACDESA-Alacant, Perifèries, Plataforma por la Soberanía Alimentaria de Alicante, FCSM del Vinalopó, FCSM de L'Alacantí, FCSM Les Marines, Marchas de la Dignidad Marina Baixa, Ecologistas en Acción-Alacant, Ecologistas en Acción Raspeig - GREMA, Margalló-Ecologistas en Acción de Elx, Economía del Bien Común -EBC- Alicante, Esquerra Anticapitalista-Alacant, CC.OO. L´Alacantí-Les Marines, CC.OO. Vinalopó-Vega Baja, Podemos-Alicante, Cercle de Sanitat Podem de L'Alacantí, Colla-Ecologista Cultural El Campaná (Crevillent), Associació de productors y consumidors ecológics "Terra Viva" (Crevillent), PACD-Alicante, Alicante Toma la Plaza (15M), y Plataforma del 0,7 de Elda-Petrer.